FILOSOFÍA

Colmillo de Morsa nace en Barcelona a finales de 2009. 

El valor de la marca reside en la atención y cuidado por el detalle y el rescate de los principios artesanales en una unión de tradición y modernidad. 

Elisabet Vallecillo, diseñadora, encuentra inspiración en los elementos primarios, lo orgánico y la naturaleza creadora. La predilección por los tejidos naturales transmite del mismo modo esa sensibilidad personal. 

El nombre de la marca, Colmillo de Morsa, esconde su primera premisa: la belleza tiene formas infinitas, tantas como ojos que la miran y verla es encontrarla. 

Creemos que otro modelo de consumo es posible y apostamos por la moda ética y sostenible desde el primer día; el respeto a nuestro entorno y a las personas que trabajan con nosotros para dignificar nuestra vocación.

Todas nuestras creaciones se diseñan y confeccionan en Barcelona.